lunes, 18 de julio de 2011

Pulgar en Gatillo

Este es un cuadro congénito relativamente frecuente en nuestra especialidad, que se caracteriza por la imposibilidad de lograr la extensión completa del dedo pulgar (ver foto), situación que produce eventualmente molestias e incomodidad del niño al tomar objetos. Su causa es desconocida, al parecer, una de las "poleas" que sostienen el tendón que mueve la punta del dedo es algo estrecha, lo que produce un engrosamiento del tendón (nódulo) que impide finalmente la fluidez del movimiento. Su resolución es prácticamente siempre quirúrgica y consiste en "abrir" la polea lo que permite recuperar completamente la movilidad del dedo.
El momento de la cirugía es cuando el tamaño de las estructuras de la mano permiten realizar una cirugía segura, lo que ocurre desde el año de vida en adelante.