sábado, 12 de junio de 2010

¿Zapatos formativos?


¿Le pondría guantes a su hijo para que sus manos adquieran estabilidad y así escribir mejor?
Existe en nuetra cultura y de forma absolutamente arraigada la idea de que el niño necesita zapatos formativos para:
"Aprender a caminar"
"Caerse menos"
"No tener pie plano"
"Caminar derecho"
"Enderezar sus rodillas"


Debemos comenzar entonces preguntándonos porqué los seres humanos usamos zapatos, la respuesta principal es clara: porque como sociedades modernas no toleraríamos no hacerlo. Si bien es clara la protección que logramos en nuestros pies al usar calzado, esto no debe servirnos para atribuir otras tipo de características a algo que es solamente otra prenda de vestir. O sea:

¿Aprender a caminar?: Tengamos la certeza absoluta de que con o sin zapatos, su hijo va a aprender a caminar. Sus condiciones de normalidad neurológica y de desarrollo del aparato locomotor son las que finalmente hacen que caminemos.

¿Caerse menos?: En general, un niño que se cae es un niño sano. Caerse es parte del aprendizaje que logramos al explorar nuestro mundo; por lo tanto, un niño que no se cae debiera preocuparnos más (¿Por qué esta tan inactivo este niño que ni siquiera se cae?)

¿No tener pie plano?: La forma que van a tener nuestros pies está dada por una estructura ósea que se hereda de nuestro padres. Para que los pies del niño (con arco plantar o sin él)funcionen óptimamente deben tener un adecuado desarrollo muscular, de tendones, ligamentos e incluso de la piel plantar. Esto se logra ejercitando las extremidades inferiores al caminar, correr, saltar, etc. y no por usar o no zapatos.

¿Caminar derecho?¿Enderezar rodillas?: Ambas características dependen de la estructura ósea que tiene el niño (con la que nace) y que son claramente evolutivas a medida que el niño crece. Un zapato no va a cambiar esto.

Por lo tanto, no quitemos a nuestros niños la valiosa oportunidad de desarrollar pies sanos recibiendo y respondiendo al estímulo que significa para ellos y específicamante para sus pies el caminar y correr en contacto lo más directo posible con el suelo. Si bien por necesidad de protección y por situación cultural debemos usar zapatos, favorezcamos el uso de zapatillas lo mas cómodas posibles: blandas, flexibles, anchas, que NO tengan caña alta y con una suela y plantillas delgadas y SIN arco plantar incluído.

¿"Zapatos formativos"? Usted decide.

* La imagen corresponde a Abebe Bikila ganando el maratón de las olimpiadas de Roma en 1960... corriendo descalzo.