miércoles, 19 de mayo de 2010

Cirugía en Pie Plano


La alternativa quirúrgica para tratar el pie plano existe desde hace muchos años; sin embargo, estaba reservada sólo para pacientes muy específicos (ej.: parálisis cerebral), era una cirugía bastante agresiva y no siempre con los mejores resultados. Actualmente disponemos de una técnica quirúrgica ("Calcáneo Stop") mucho menos invasiva y mucho mejor tolerada por el paciente pediátrico, que deja una pequeña cicatriz y que usa un tornillo quirúrgico para cambiar la relación entre los huesos del pie sin cortarlos y asi normalizar su forma y eliminar las molestias. Dicho elemento se mantiene en su lugar por 2 años y se retira en un procedimiento quirúrgico similar por la misma cicatriz.
Recuperación.
Si bien después de la cirugía (y si el niño quiere), puede empezar a caminar al día siguiente, la indicación habitual es reposo relativo, analgesia oral y frío local hasta el primer control postoperatorio (una semana). El regreso a la actividad deportiva ocurre generalmente a los dos o tres meses dependiendo de como se sienta el niño, sobretodo porque debe acostumbrarse a caminar y correr con "pies nuevos", proceso muy individual y que puede prolongarse por algunos meses más.
Indicaciones.
Gracias a esta cirugía, la indicación se ha ampliado a niño de 8 años o más, con pie plano moderado a severo, con molestias y dolor en sus pies sin respuesta a los métodos de tratamiento ortopédicos tradicionales.